Cómo optimizar tu sitio web

La optimización de un sitio web es algo fundamental para ganarle la partida a tus competidores. A igualdad de condiciones, la web que esté mejor optimizada, tendrá siempre mejores resultados que la que no lo está, y con resultados, me refiero a beneficios. En este artículo te explicaré cómo optimizar tu web definiendo objetivos procesables.

Definiendo objetivos procesables

Todo empieza con un objetivo claro, concreto y procesable. De nada sirve un objetivo muy general del tipo “crecer”. La meta es el crecimiento, claro, pero tienes que ser capaz de desmenuzar esa meta en pequeños objetivos.

optimizacionVamos a poner un ejemplo, para ver hasta qué punto hay que profundizar. Quieres aumentar tus usuarios activos al día. Ese es un objetivo demasiado amplio. Entonces te enfocas en la retención de usuarios (si no se van, la suma de los nuevos y los que ya tienes, da como resultado más usuarios activos al día), sin embargo, sigue siendo un objetivo muy amplio.

Entonces te fijas en los datos, y te encuentras con que, cuando los usuarios crean contenido dentro de tu sitio, en lugar de únicamente consumir el contenido de otros, consigues que se queden más tiempo, por lo que aumentas la retención.

Por lo tanto, un buen objetivo claro, concreto, medible y procesable sería: aumentar la cantidad de contenido generado por el usuario en un 100% (el doble).

Debes establecer jerarquías, de los objetivos más altos y generales, a los más bajos y concretos. Profundizar y descender de lo general a lo concreto te permite encontrar elementos cuantificables que, aunque pequeños, en suma, ayudan a conseguir los objetivos generales. 

¿Cómo lograrlo? Todavía puedes desmenuzar más ese objetivo, y crear más microobjetivos, como, por ejemplo, educar a los miembros de la comunidad en la creación de contenido a través del email, poner imágenes en la página principal con los usuarios que más contenido han generado, etc. Todo ello contribuirá a cumplir el objetivo principal, que es incrementar el contenido generado por el usuario.

Como ves, la obtención de buenos resultados pasa por la optimización, la optimización pasa por la definición de objetivos procesables, y la definición de objetivos procesables pasa por identificar pequeños puntos donde podamos mejorar las estadísticas. ¡Es un trabajo duro pero que da resultados increíbles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *